El Maridaje de Jamón Ibérico más allá del vino tinto

maridaje-jamon-y-vino

El jamón ibérico tiene un sabor tan especial que al degustarlo produce una sensación difícilmente superable. Se trata de un sabor tan intenso y envolvente, que requieren de un maridaje a la altura de un producto gourmet.

Y es que el matrimonio vino jamón es uno de los mejor avenidos. Su simbiosis es prácticamente perfecta: potencian su sabor con una fuerza exponencial.

Tradicionalmente, se ha pensado que el maridaje perfecto se da entre un buen vino tinto y un jamón bien curado, pero cada vez son más los expertos que animan a que en el caso de degustar el ibérico con vino tinto éste sea joven, en ningún caso sea un crianza o un reserva, pues podrían aniquilar sin piedad el fabuloso sabor del jamón.

¿Queréis conocer nuestro listado de caldos que mejor pareja hacen con el ibérico? ¡Atentos a las siguientes líneas!

vino blanco secoVinos blancos secos

Sin lugar a dudas, uno de los vinos que mejor funciona en boca con el jamón ibérico de bellota es el blanco seco. Si es un vino suave y además posee algo de acidez, podrás disfrutar del verdadero sabor del jamón sin ninguna interferencia.

Si quieres ir sobre seguro con alguno de estas características no puedes dejar de probar el clásico Ribeiro, que no enmascara el sabor del producto y gracias a su acidez reduce la sensación oleosa del jamón.

En el apartado de vinos blancos se descartan los vinos dulces, que duermen ligeramente las papilas gustativas haciendo que no se pueda disfrutar al máximo del sabor de un buen jamón.

vinos-de-jerezVinos de Jerez

Los vinos de jerez, siguiendo la estela de sus primos los blancos, son otros de los más indicados para saborear un buen jamón en condiciones. La frescura de la manzanilla y los vinos de Jerez fino realzan al máximo el sabor del jamón y hacen que la degustación se convierta en una auténtica gozada para los sentidos. El carácter penetrante de estos vinos alarga el sabor en boca del jamón.

Si se va a optar por maridar el jamón con este tipo de vinos hay que tener en cuenta que hay que huir de las versiones más dulces de estos vinos o las que tengan mayor tanicidad, porque pueden alterar el sabor del jamón, convirtiendo la degustación en algo menos agradable. Y esto confronta con la noción que se tenía hace algunas décadas de que la mejor combinación era entre un jamón muy salado y un vino muy dulce. Ahora esta combinación es impensable para los paladares más exigentes.

 

vinos-espumososY llegó la sorpresa: los vinos espumosos

Para algunos expertos el binomio jamón de bellota vino tinto de calidad es fundamental, pero aconsejan probarlo con el cava porque consideran que ayuda a conocer mejor los matices del jamón.

En este apartado de vinos espumosos hay que establecer diferencias entre los más dulces, que son más inestables y azucarados y los más secos y viejos, que se convierten en el acompañante ideal para una buena degustación del jamón de mayor calidad. Mientras los dulces no son la mejor pareja del jamón, los viejos y secos como el cava o el champagne realzan sobremanera el sabor de las piezas ibéricas, haciendo que el sabor se expanda en boca con mayor intensidad y por más tiempo.

Ahora que ya conoces cuáles son los vinos que, según los expertos, ayudan a realzar el sabor del jamón ibérico, es hora de que escojas cuál es tu combinación preferida. Empieza por el que quieras y prueba todas las combinaciones para poder encontrar el matrimonio perfecto entre el mejor jamón y el mejor caldo. ¡Suerte en tu placentero y largo camino hacia Ítaca!